Una perla al día

lunes, 28 de diciembre de 2009

Barriendo la arena


Hace unos minutos, he mantenido una ciberconversación con Emi, que me ha alertado sobre la necesidad de darle una barridita a los complejos, que manchan esta duna.

Así que cojo el escobón y manos a la obra.

En estos días que corren el amor y los buenos sentimientos por las calles y en los que todos somos buenos, me da por pensar en lo fina que es la línea, que separa la verdad de la ficción. Y lo que es peor, que ya no distinguimos entre una y otra, y peor aún no importa separar lo que es cierto de lo inventado.

Al ritmo que nos movemos es casi imposible atajar los bulos y llegar a la verdad. Estoy harto de leer noticias que se dan cómo veraces y leer después el desmentido, sin que haya ninguna consecuencia para el mentiroso. Es más cómo decía Javier Marías hace algún tiempo, ya casi pesan lo mismo la verdad que la mentira.


Si cuento la historia del Stradivarius olvidado junto a una farola del parque, que fue descubierto por un méndigo...pasados unos días incluso le pondrán cara al indigente y si la historia es suficientemente buena, incluso aparecerán testigos. De nada valdrá que diga que me la inventé, pues la mentira habrá tomado cuerpo y tendrá defensores que la alimentarán.


1 comentario:

aQuieSToyYo dijo...

Éramos varias las que echábamos de menos que esta duna reconstruyera su jaima. Me da mucha satisfacción que te hayas decidido a coger la escoba y hayas empezado limpiando precisamente aquello que yo más rechazo: la mentira y sus telarañas.

Bienvenido a tu propia casa.