Una perla al día

sábado, 22 de septiembre de 2012

Entre Pinochos anda el juego

Se van acumulando mentiras sobre mentiras y con una estudiada estrategia goebbeliana, inoculan la resignación y lo que es peor la apatía, en los ciudadanos. Han trazado el camino y lo han vallado, para que lo sigamos ciegamente como torpes lemmings hasta ir cayendo por el precipio, con la vana ilusión de que la inercia y el paso del tiempo nos devolverá a la casilla de salida del estado del bienestar.
Escucho muchas voces que aceptan los recortes como inevitables e incluso cargan infantilmente toda la responsabilidad de la crisis mundial sobre los hombros del incompetente presidente anterior. El tránsito de la clase media hacia el proletariado, nos pilla con el paso cambiado y sin un atisbo de la conciencia de clase que se perdió el día que dejamos de ser humanos para convertirnos en simples elementos de la cadena de producción.
El aterrizaje va a ser doloroso, igual que el de los lemmnings del juego y entoces será tarde. Ha llegado el momento de que la inmensa mayoría de ciudadanos asuma su parte de responsabilidad y se ponga en marcha dejando de mirarse el ombligo. No podemos esperar que unas elecciones en las que se propone un programa y se gobierna con otro, solucionen los problemas que ellos mismos se empeñan en crear buscando su propio beneficio. No podemos hacer la guerra por nuestra cuenta, parados, funcionarios, autónomos, estudiantes, colegiales, trabajadores de medios de transporte, mujeres discriminidas, becarios...todos juntos, ha llegado el momento de aunar esfuerzos y apretarles el cinturón a los Pinochos. Inhibirse es morir lentamente y como decía Edmund Burke" Lo único que se necesita para que triunfe el mal es que los hombres buenos no hagan nada."