Una perla al día

viernes, 2 de enero de 2009

Nuevo comienzo


Ya han dejado de sonar cohetes y petardos. Podemos dejar de ser buenos, que cansa mucho y dejar de imitar al Pantagruel de Rabelais. Atrás quedan el discurso del "rey", los infames refritos televisivos, el soniquete de los niños de la lotería que nunca aciertan con el número que deben y los mensajes copiados de un móvil a otro que pretenden ser originales.
Por fin los angeles pueden abandonar la tierra y regresar a sus nubes de algodón.
Es el momento de los buenos propósitos, dejar de fumar, aprender inglés, apuntarse en un gimnasio, ponerse a régimen...Esos que nunca cumplimos.
Y también tengo uno y voy a poner todo de mi parte para cumplirlo. Voy a dedicar este año a vivir un año más.

1 comentario:

AqUÍstOYyO dijo...

¡Y qué razón tienes! Que cumplas tu propósito! Yo también me lo hago.