Una perla al día

domingo, 1 de marzo de 2009

El pan nuestro

Foto y obra de Virginia Wencelblat (gracias Virginia)
Que la justicia de este país tiene problemas no es una novedad. Asistimos en los últimos días a una huelga de jueces, la dimisión de un ministro, una huelga de funcionarios en la Comunidad de Madrid, manifestaciones pidiendo cadena perpetua, etc. Por un lado se reclaman más medios y más personal, por otro se dictan sentencias que desafían el Ius Naturale que siempre debe estar por encima del Derecho Positivo. Pondré dos ejemplos :

18 meses de cárcel por media barra de pan. A François S., un mendigo badalonés nacido en Francia, se le juzga en rebeldía (no se presentó a juicio por qué el indigente no tiene domicilio y no pudo ser notificado) por el hurto de media barra de pan. Se pide una condena de 18 meses de prisión, por considerar que la sustracción de la barra de pan constituyó un delito de robo con violencia, que el Código Penal castiga con penas de hasta cinco años de cárcel. Desconozco si al tratarse de una baguette la longitud constituye un agravante. Leer más

75.000 € mensuales para Fernado Martin en concepto de alimentos necesarios. Martinsa-Fadensa fue declarada en concurso de acreedores y suspensión de pagos tras solicitarlo su presidente, Fernando Martín, aduciendo una deuda superior a los 7.000 millones de euros, la mayor de la historia de España. El juez considera los 75.000 € cómo una cantidad prudente para que su ritmo de vida no se vea demasiado alterado. Conviene recordar que de los 880 trabajadores que tenía en la empresa, puso en la calle a más de 700, los cuales mucho me temo que cobrarán del Fogasa , con suerte, dentro de un par de años y no parece que alguien haya pensado en la variación de sus ritmos de vida. Leer más
No pretendo criticar la ley, ni su contradictoria aplicación, ni la cordura de los jueces, pero sería bueno que reflexionáramos sobre el alejamiento del Derecho Positivo con respecto al orden justo que debe inspirar cualquier norma y su aplicación. En este blog he depositado multitud de ejemplos de este distanciamiento.

5 comentarios:

Rolex dijo...

Cuando te enteras de cosas como estas, o similares, termino pensando que no será exactamente así, que me faltan datos o razonamientos para poder entenderlo. Y vuelvo a tener esa sensación que tenía de niño cuando no comprendía cosas que pertenecían al mundo de los adultos. Ya sé que soy bastante adulto así que ya no tengo ninguna esperanza de comprenderlo en otra etapa de mi vida.

marié dijo...

Vaya, vaya, Arturo.
Cuántas conexiones.
Cuántas claves donde nos encontramos.
Arena. Dunas. Desierto.
Cáncer.
Pan-panes (de nueces, kamut, espelta, multicereales...) de masa densa, ligera y buena.
Y la risa.

Disfruta, hermano.

marié dijo...

Ah, sí, y los violines.
Otro lugar común.
Mi hija tocaba el violín desde los 3 años hasta los 12 -cuando aparecieron las catarsis y terremotos- y yo tenía que estar presente, de acuerdo al método Suzuki.
Cuántas clases, ensayos de orquestas y conciertos me he tragado. Y disfrutado.
Ahora tengo un violín a la venta, por buen precio.
Y un saxo tenor (herencia de mi hijo).
Si alguien tiene interés...

El piano, de momento, me lo quedo.

Arturo dijo...

Rolex, la única explicación que se me ocurre, es que esto está mal montado y la lógica se ha largado de este planeta, de la mano de su novio el sentido común.

Arturo dijo...

Marie, encantado de conocerte. Siempre serás bien recibida en esta duna, tanto para las coincidencias cómo para las discrepancias. Es agradable ver que aunque en este en el desierto, alguien escucha.