Una perla al día

jueves, 16 de julio de 2009

El velo


Siguiendo con la costumbre reciente de enlazar blogs, la entrada de Cris sobre la intolerancia de las religiones, me da pie para contrastar y subir los niveles de la foto de la religión mayoritaria.
Acaban de despedir, en Italia, a un periodista por hacer un comentario jocoso sobre el "Papa".Por lo visto pasa cómo con la casa real. Cualquiera dice que al rey no se le entiende nada en el discurso de Navidad.

Y acabo de acordarme, del buen obispo de Pamplona, al cual, tras haber recomendado oficialmente votar a la Falange, le pintaron un crucificado haciendo el saludo falangista, cómo crítica irónica a su blasfema manipulación del Evangelio y puso el grito en cielo (nunca mejor dicho).
El velo no sólo lo portan las mujeres musulmanas, a veces en Occidente nos lo ponemos en los ojos.

3 comentarios:

marié dijo...

"El velo no sólo lo portan las mujeres musulmanas. A veces en Occidente nos lo ponemos en los ojos".
Brillante metáfora. No se me había ocurrido.
Yo creo que el velo, como las anteojeras, es una prenda de uso común en cualquier parte del mundo.

marié dijo...

Como tú con el móvil, yo también descubro a veces que lo llevo puesto (el velo, o las anteojeras), sin saber muy bien en qué momento me lo coloqué. Y a lo mejor es que está siempre ahí. Por eso es bueno cuestionarse de vez en cuando y abrirse a las críticas, porque a lo mejor nos dan pistas para ir rompiendo el velo y crecer.

Arturo dijo...

Espero poder romper el mío. Gracias por tus palabras Marié