Una perla al día

sábado, 19 de julio de 2008

La ciudad fantasma de los diamantes

La fiebre de los diamantes, produjo el rápido nacimiento de una pequeña ciudad en el sur de Namibia Kolmanskop, que cuando pasó se convirtió en este rincón olvidado.


En 1908 saltó la noticia de los diamantes al Sur del país y fue entonces cuando la gente se internó en el desierto en busca de fortuna.




En aquella época eran fáciles de encontrar, incluso a plena vista sobre la arena del desierto, por lo que la zona se llenó de buscadores de tesoros.

En menos de dos años el pueblo llegó a albergar a más 800 familias (la mayoría alemanas, de ahí los tejado inclinados), pero la producción de diamantes calló en picado y la aparición del yacimiento del río Orange a 200 km. hizo que la gente abandonara el desierto más deprisa que cuando lo ocupó.




Poco a poco las dunas recuperaron lo que siempre fue suyo.



Un par de construcciones aun quedan en pie, pero el resto son sólo ruinas.


El acceso al lugar está restringido





Enlace Wikipedia: Kolmanskop


Fuente: Mare Magnum

1 comentario:

AqUÍstOYyO dijo...

Este tipo de lugares me provoca una nostalgia y tristeza agradables. Pienso siempre en lo mismo: cuántas historias esconden y lo que daría por conocerlas. Inventarlas no es lo mismo.