Una perla al día

sábado, 1 de noviembre de 2008

Truco o trato


A pesar de mi reticencia a heredar costumbres yankees, no me quedó otra que acompañar una vez más a mi hija en su periplo de truco o trato.
Cómo soy curioso por naturaleza, he buceado en la red para ver de dónde sale la fiesta de la calabaza y tal cómo me temía el origen no es muy claro. Algunos lo remontan a tradiciones celtas, otros a la llegada de los irlandeses a la tierra de las oportunidades, los hay que afirman que el origen está en las mascaradas de los protestantes para mofarse de los católicos...
Fruto de esa lectura, en Winkipedia me he encontrado esto:
"La Iglesia Católica decidió sustituir en la tidat de 730-740.Esta festividad fue establecido por el Papa Gregorio III el 1º de Noviembre por la de la Todos los Santos (canonizados o no) en su intento de eliminar el paganismo y librarse de la competencia religiosa, y en el año 837 d.C. fecharon el 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos, llamado en Inglaterra (traduciéndolo literalmente) "All Hallows' Day" o Hallowsmass (otras fuentes datan este hecho dos años antes, en el 835 d.C.; una duda que la historia aún no ha resuelto). Por ser una fiesta muy popular se acostumbró celebrar también una víspera (palabra que en inglés se traduce Eve) la noche anterior, a la que se le llamó "All Hallows' Eve" (Víspera de Todos los Santos). Debido a la costumbre inglesa de contraer los nombres para una pronunciación más rápida y directa, esto derivó en el definitivo "Halloween", aunque la fiesta religiosa original nada tiene que ver con la celebración del Halloween actual, con disfraces y dulces para niños."
Sea cómo fuere, el caso es que los niños disfrutan y algunos mayores, intentan recuperar la sensación de ser niños.

4 comentarios:

Rolex dijo...

Leyendo a Arturo siempre se aprende algo! Interesante. La foto me parece muy buena, me gusta mucho.

Hasta los cojones. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Arturo dijo...

Gracias Rolo,te agradezco el cumplido.

AqUÍstOYyO dijo...

Personalmente la tengo gran antipatía. Primero porque es un "tradición" moderna, y eso es una contradicción en los términos. En segundo lugar porque es una fase más en el proceso de huida ante la muerte. Hacer "fiesta" de algo que debería tomarse en serio. Al fin y al cabo estamos hablando de nuestros muertos.