Una perla al día

domingo, 2 de noviembre de 2008

El azar social

Este gesto refleja, lo difícil que resulta ser diferente en una sociedad propensa a etiquetarlo todo, que es inmisericorde con aquellos que de una u otra manera se alejan del camino marcado. El mundo gira a tal velocidad que su fuerza centrífuga despide violentamente a muchos de sus componentes, convirtiéndo en un imposible todo intento de regreso. Todo depende de que el azar te haya colocado en el borde o en el interior, de nacer en un lugar o en otro.


2 comentarios:

Rolex dijo...

Tranquilo Arturo, hay hostias para todos. Nadie se libra.

Arturo dijo...

No estoy seguro de eso, pero lo que si es cierto es que nadie sale vivo del carrusel.