Una perla al día

miércoles, 8 de octubre de 2008

Salvemos a los banqueros


Menos mal que el gobierno ha ampliado la garantía de los depósitos financieros hasta 100.000 € por entidad y depositante. Anoche casi no pegué un ojo, pensando en el incierto futuro de mis ahorrillos distribuidos en los 19 bancos, con los que trabajo regularmente, como la mayoría de los españoles.
Pero estás medidas no son suficientes para paliar el estress de Botín (magnífico inglés el suyo) y sus compañeros. Así que debemos ponernos manos a la obra y garantizar la estabilidad financiera de estas familias, que han estado acostumbradas toda su vida a terminar el ejercicio fiscal con beneficios. Es una causa noble, que a lo mejor aquellos que afrontan la vida con el único objetivo de conseguir réditos emocionales y pequeños dividendos de felicidad, no comprenden.
Pero os garantizo, que si vierais la cara de desolación, de un banquero ilustre fallando un pat sencillísimo en el hoyo 16, por culpa de la tensión acumulada, os uniríais sin dudarlo a esta cruzada.
Para los malpensados, os diré que si un Banco quiebra, no os condonan la hipoteca, otro se hará con ella.

5 comentarios:

AqUÍstOYyO dijo...

jajaja. Me encanta cuando te pones "estupendo". Me estoy pensando eso de retarte al mus (es broma: hablando me ganarías, pero concentrada, ni con trampas).

Por cierto, lo mismo, lo mismito, pensé yo, lo que pasa es que yo no sé decirlo.

Arturo dijo...

Nunca, hago trampas, no soy banquero. jajaja.

Rolex dijo...

Los banqueros están más que salvados, por varias generaciones...
El tema es salvar la banca y el dinero que tienen. Patita fundamental del sistema económico de la sociedad en la que vivimos.
Esa partida de mus, YA!

Arturo dijo...

Cierto Rolo, es una patita fundamental, y sin ella la mesa se cae. Pero es que el dinero se lo han dado a los banqueros, que son el origen del problema. ¿Porqué no han nacionalizado la banca?

AqUÍstOYyO dijo...

O al menos un par de bancos, ¿eh?
¿En serio Rolo que sabes jugar al mus? No me lo creo. Tendrás que demostrarlo.