Una perla al día

sábado, 23 de febrero de 2008

El camino de baldosas amarillas

Bajo el arco iris, algunos niños transitan por un camino de baldosas amarillas, mientras otros se sumergen en el infierno, para extraer el oro que las baña.
No puedo evitar emocionarme con ambos, con sentimientos diferentes pero con idéntica intensidad.
Desde el día, que mi hija, milagro de grandes ojos curiosos, casi recién nacida, me agarro con fuerza un dedo, supe que estaría encadenado a ella mientras viva.
Abstenerse, sentimentales sin pañuelo y personas de conciencia.



Estos niños, no cantan y respiran con dificultad. Su único delito es haber nacido en el sitio equivocado. Gracias Jóse Félix por tu correo.

1 comentario:

Jose dijo...

Gracias a ti por dejarme participar en éste, tu íntimo rincón. Ya que no hago los deberes en mi espacio, agradezco tener un hueco donde poder apreciar lo que para un amigo significa el día a día de nuestro mundo y las cosas que le preocupan y divierten.

Leer a una persona con personalidad, criterio y conciencia propias, puede llegar a convertirse a día de hoy en un hecho casi insólito. Si además esa persona es alguien cercano, como es el caso, resulta más que reconfortante.

Un abrazo, padre "CARRAS"... jsjsjsjsjs...